Un momento

Saúl Ñíguez es un rara avis del fútbol actual. No hay duda de que es un centrocampista, no hay duda de que llegando puede ganar partidos y no hay duda de que convive con fotografías que lo han señalado como único en aparecer y erigirse en momentos de gran trascendencia. Pero en su relación con el juego es difícil encontrarle una ubicación, tanto espacial como táctica. No hay una posición concreta que lo acoja, ni una rutina clara de movimientos, sobre todo porque las circunstancias le han obligado a una presumible polivalencia que no han orientado ni encarrilado una evolución definida. Eso seguramente le ha restado algo de presencia y continuidad para una posición tan relacionada con la participación como la de centrocampista.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.

Y es que entre los cajones en los que se ubican los futbolistas y sus tipologías, ha tenido espacio, especialmente valorado, aquel jugador que tiene posición de partida pero no misión específica. Las posiciones son vistas desde un prisma de posibilidades, modificándose la mentalidad con la que el jugador, el entrenador y el aficionado entienden el molde de una demarcación. Así, los delanteros, los laterales o los porteros hacen cada vez más cosas, en más zonas del campo, con una responsabilidad mayor. En dichas consideraciones, Saúl Ñíguez parece haber ido en dirección opuesta, pues puede jugar en varias posiciones pero en todas se relaciona de manera muy similar. Y esta temporada, jugando la práctica totalidad de partidos en la base de la jugada, apartado de la banda, tampoco ha parecido del todo cómodo. Suelto.
El particular contexto competitivo que afrontó el Atlético obligó a Simeone a realzar y hacer crecer piezas concretas que necesitaban de un rol dentro de un sistema que, en parte, ellos construirían. Correa ocupó definitivamente y con rango de titular la banda derecha y Thomas pasó a ser elemento titular o de rotación con plenos derechos y cantidad de minutos. En ese singular viaje por encontrar fichajes donde no los podía haber, Simeone pensó que, dado el contexto, debía de darle a Saúl un puesto en el mediocentro o como su acompañante, desligándole de una de las dos bandas. Y eso, en el momento actual, ha sido algo más difícil para él.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.

La zona del mediocentro requiere de una toma de decisiones muy particular. Así lo explicaba el propio Ñíguez en una entrevista para el diario ‘El País’. En ella, Saúl argumentaba que necesita de una mayor concentración para ejercer con naturalidad la posición de mediocentro puro, una que requiere de otros tiempos. Pero además, el Atlético ha cambiado algunos comportamientos colectivos que no le han ofrecido el protagonismo que Saúl, un jugador instintivo en tres cuartos de campo, podría desarrollar. Como mediocentro, Saúl está en fase de constante aprendizaje, no sólo táctico sino también técnico, pues su control no es tan obediente y su pase no es tan capaz para encontrar a cualquier compañero en cualquier circunstancia. Pero como acompañante, en el 4-4-2 más reconocible, no hay tanta oportunidad para saltar de posición y llegar al área.

El Príncipe

Vamos a ver, yo me estaba refiriendo sencillamente a tu afirmación de que a Griezmann se le espera en la Champions. Pues se le esperaría, pero e sun jugador que ya la ah roto en Champions, así como en la Euro. Yo hablaba de fútbol, nada más. Luego, eso de que no se ha ganado la Europa League… pues ok, otros tampoco ganan la Champions, entonces, por el nivel de su rival en la final. Sería una rgumento ridículo. En cuanto a lo de los millones, no sé si es en serio. Entonces el PSG tiene a uno de 150 y otro de 300, el Madrid ni entro, el Barcelona ídem…
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
“Hombre asi en principio no se puede decir que sea floja. ”
Yo no he dicho eso tampoco. No sé, es como si no contestaras a mi comentario, aunque pone que me respondías a mí. Repito que, en cualquier caso, yo respondía a lo de Griezmann, que parecía insinuar que su nivel lo mostró por estar en la EL, cuando ha hecho más en Europa que muchos antes de sus 30 años, nada más.
El partido de Antoine Griezmann es para verlo varias veces repetido. El Atlético de Madrid conquistó anoche en Lyon su tercera UEFA Europa League en los últimos ocho años, y lo consiguió, en gran parte, gracias a la memorable actuación de su número 7. A partir del minuto veinte, cuando él mismo aprovechó un error en la salida del Marsella para hacer el primero, el francés agarró el encuentro y no lo soltó hasta que, después de hacer el segundo e intervenir también en el 0-3 definitivo, pidió el cambio para que Torres tuviese su momento para el recuerdo. Hasta en eso acertó Griezmann; que en lo futbolístico, tras bordar prácticamente todos sus guarismos, demostró –junto a Gabi, Saúl, Koke, Godín o Lucas- por qué el Atlético era, desde que cayó de la Champions, el gran favorito para ganar este torneo.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
A lo largo de los noventa minutos, el encuentro dibujó hasta tres escenarios muy distintos. El primero, indudablemente, fue del OM, que entró al partido con tal vehemencia que llegó a sorprender incluso a quien, normalmente, menos duda ante este tipo de escenografías. El segundo, por la manera en la que llegó, entre el gol y la posterior lesión de Payet, golpeó duramente al equipo francés. Y el tercero, a la vuelta de los vestuarios, fue, de principio a fin, propiedad del Atlético y responsabilidad de Griezmann. El delantero rojiblanco abandonó el campo con un doblete bajo el brazo (en sus únicos dos disparos a puerta), completó un total de 43 pases (con un 88% de acierto), tocó el balón hasta en 65 ocasiones (más que Costa, Saúl y Gabi) y ganó dos tackles. Pero lo más importante de todo este batiburrillo algebraico fue el cómo, dónde y cuándo consiguió aplicarlo Antoine Griezmann. Él cambió el encuentro.
De primeras dadas, la entrada de Zambo Anguissa fue toda una declaración de intenciones. El futbolista africano, que le ganó el pulso a Maxime Lopez por un puesto en el once titular, hizo imperar su físico desde bien temprano.

Benzema

Además de eso, hay otra cuestión que para que el Real Madrid se ordene es muy importante, y es su juego de espaldas. Mientras que Isco, Asensio, y por supuesto Kroos y Modric, necesitan ver la portería rival de cara para estar cómodos, el francés sabe jugar viendo de frente a Keylor Navas. Eso resulta fundamental en términos de control, ya que el otro jugador capaz de dominar ese registro dentro de la plantilla -al margen de un Mayoral que a día de hoy no tiene la soltura que se exige en la élite- es Cristiano Ronaldo, cuyo objetivo -y más si Benzema no mejora sus números y Bale no es indiscutible- es acabar las jugadas.
A partir de aquí hay muchos pequeños detalles que quizás no tengan tanta importancia en sus titularidades, pero que pueden pesar. Por supuesto, ejercer de distracción para los centrales y que Cristiano Ronaldo logre remates más cómodos es una de ellas, pero no parece un argumento de suficiente peso como para que Zidane siga apostando por él de forma tan sólida. Sin embargo, que Benzema consiga tener influencia en llevar al Real Madrid a controlar los partidos, sí que parece un motivo irrenunciable, al menos hasta que Zidane encuentre otra fórmula que además de eso le dé goles. Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
La visita a Múnich volverá a abrir la incógnita y Zidane, una vez más, estará en la tesitura de tomar una decisión que, si está generando tanto debate y hay posiciones tan divididas, es por algo. No obstante y precisamente ante este Bayern, donde o Heynckes hace algún ajuste puntual o Javi Martínez va a tener que defender muchísimo espacio en el carril central, se vuelve a presentar un escenario para que Benzema tenga peso de cara a ofrecer a los suyos control y sobre todo, a gestionar esas transiciones desde la defensa hasta el ataque, en un partido donde se espera intercambio de golpes. A eso hay que sumar su tipo de movilidad, que hará abandonar a Hummels y Boateng el área, contexto en el que, probablemente, no podrán recuperar su espacio para evitar el remate de Cristiano Ronaldo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
La capacidad sensorial de Benzemá en las contras está al ataque de poquisimos futbolistas.
Yo creo que el principal problema no es la falta de goles (que también, obviamente, porque las cifras son bajísimas), sino que desde 2016 está más irregular que nunca a nivel de juego. No se puede decir que esté siendo una constante en ese sentido, y, si a eso se suma la falta de gol, de ahí el debate. Benzema desde 2016 ha tenido muchos partidos en los que no solo no jugaba bien, sino que estaba impreciso técnicamente (curiosamente, 2016, su mejor año a nivel goleador por lo que le pidió Benítez, trajo consigo en la Undécima al Benzema más estrecho en cuanto a movimientos e influencia en el juego desde que llegara Carletto). Se le iban largos los controles, los pases no tenían la tensión adecuada.
Mismamente, el año pasado en Munich no marcó, pero si jugara siempre como jugó ese día las críticas serían mucho menores.

Benzema

La temporada pasada, Karim promedió 2,6 remates, y la anterior, 3,3. La 2014/2015 hizo 2,25 por partido y la anterior, 2,3. Cifras que oscilan desde su fichaje por el Real Madrid, pero siempre manteniéndose por encima del registro de 1,93 de este curso. Llegados a este punto entra un factor de confianza que está pareciendo decisivo en el innegable bajón del galo, que ya recibió un cambio de mensaje proveniente de Zidane, siempre proteccionista, cuando en la previa al encuentro ante el Málaga dejó caer un “tiene que marcar”, quizás más enfocado a que buscase más finalizaciones y no a echar en cara el poco acierto en las que ha buscado.
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
La pregunta es si, tan evidentes como son los malos números del delantero francés, ¿por qué a Zidane le cuesta tanto prescindir de él? El problema del remate, si fuese la única preocupación del técnico blanco, sería “muy fácil” de resolver. En la plantilla cuenta con dos de las mejores zurdas del mundo para disparar a portería, y es casi incuestionable que si Bale o Asensio fueran los que golpeasen a puerta cuando lo hace el francés, mejorarían de largo los números de Karim. Sin embargo, Zidane insiste con él en los partidos clave, y cuando no lo ha hecho, como esa vuelta ante la Juventus de Turín en el Bernabéu, al equipo le ha costado más mantener el control de la situación.
La explicación es que Zidane está atado a la figura de Benzema, y es así por un tema de perfil exclusivo dentro de la plantilla. Además, las características del nueve blanco hacen que esas virtudes sean más necesarias en la Champions League, donde el caos es más reinante y, por lo general, los rivales y más en fases avanzadas, juegan de tú a tú. El técnico blanco, de hecho, ha encontrado en el plan Lucas – Asensio una fantástica variante tanto para atacar defensas cerradas, como para cambiar un partido, como para defender mejor los espacios en campo propio. Sin embargo es difícil encontrar la fórmula para que Casemiro e Isco, dos presencias individuales ganadoras en la Copa de Europa, ofrezcan además un control colectivo sin estar Benzema.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Hablando de la Champions, Benzema es el futbolista del Real Madrid que mejor junta al equipo en un partido de transiciones. En esta Copa de Europa, la gran prueba estuvo en el Parque de los Príncipes. Todo nace de un tipo de movilidad muy particular. Isco y Asensio son jugadores de balón, pero su forma de pedir el cuero es muy intervencionista si hablamos de los espacios. Sobre todo en el caso del malagueño, su primera intención será acercarse al esférico para dirigir la acción. En el caso de Benzema, en esas situaciones de espacios abiertos, domina un registro diferente. Él hace un movimiento más largo hacia ambas bandas, sujeta la pelota, y hace que el equipo se junte más arriba. Al final no deja de ser un delantero, y sus desmarques sin balón son más largos, a pesar de que su gestión del cuero sea la de un centrocampista.

Sentie espero y Zidanne cambio todo

El Real Betis obtuvo una victoria en el Santiago Bernabéu de las que valen más de tres puntos. Por la manera en la que fue labrada, proporcionará a Quique Setién un crédito de cara a su vestuario que le permitirá trabajar en condiciones favorables sobre una materia prima dócil y deseosa de ser esculpida. El fútbol tiene estas cosas; el proyecto recibió su mayor refuerzo justo en el día donde menos pareció poder hacer. Zinedine Zidane, con dos cambios de efecto muy negativo sobre los suyos, dotó de sentido lo que durante los 70 minutos previos fue una apuesta de dudosa o baja competitividad.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El Betis entró al campo como si su “gol” fuera sacar el balón jugado desde atrás. Todo parecía enfocado a ello y otorgaba al Madrid una iniciativa muy automática y sencilla: si los visitantes lograban su objetivo, se plantaban en campo contrario sin ventaja y esgrimían un ataque que hacía poco daño a Casemiro, Ramos y Varane; si fracasa en superar la media presión blanca, sufrían un ataque desde posiciones adelantadas que solían acabar exigiendo a Antonio Adán. El único peligro real de de los de Setién se producía tras salidas más directas donde la talla y el desgaste de Toni Sanabria y Fabián Ruíz dejaban la bola dividida y permitían atacar con espacio.

En cualquier caso, la actuación del Madrid tampoco estaba siendo positiva. Su superioridad se basaba en el gran ejercicio expuesto por Sergio Ramos y Luka Modric, que superaban líneas con pases y conducciones y aumentaban la peligrosidad del Madrid. Ellos eran el ritmo. Por lo demás, la extrema ineficacia de Carvajal y Marcelo por los costados, la espesura e imprecisión de Isco y el hecho de que Cristiano y Bale se enfocaron sólo en el remate y estrecharon en exceso el frente ofensivo local, derivaban en un ataque previsible y carente de magia que entre el dominio aéreo de Feddal, Mandi y Javi García y la espectacular noche del portero Adán abortaban con relativa suficiencia.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Superado el descanso, Zidane re-ajustó determinados movimientos y el Real se hizo mucho más fluido y rítmico. La principal novedad radicaba en las rutinas de Cristiano y Bale, que se volvieron mucho más externas, re-fabricando espacios que metieron en el juego a empujones a Marcelo, Carvajal e Isco pese a que la inspiración no le había vuelto a ninguno de los tres. De ahí en adelante, los locales activaron los tres carriles, desbordaron al Betis y, sobre todo, le encerraron sin opción de salida -más allá de una descoordinación entre Marcelo y Ramos en una salida directa que dejó a Francis en semi-mano a mano frente a Keylor-. En esas, el gol -los goles- del Madrid parecían una cuestión de tiempo y el del Betis, algo harto improbable. Pero entonces, se lesionó Marcelo y a Zidane se le atragantó el remedio.

Inmerso en prisas impropias de una jornada 5, el entrenador francés no supo descifrar el reto de estar obligado a ganar, ir empatando y perder un recurso ofensivo de calidad, así que buscó una revolución táctica que permitiera desde la sorpresa compensar la pérdida que implicaría quitar a Marcelo del verde.

Munain hasta Griezman

No hace mucho, aunque va alejándose ese tiempo, el Atlético se analizaba en base a lo que mostraba la fase que más le definía. Lo que hacía en su campo tenía un significado más valorado y desde allí se construían las victorias y la confianza. He visto bien a mi equipo, cuando Simeone respondía, no era sino el reconocimiento de que la defensa posicional garantizaba muchas cosas. Más allá del desacierto, la idea miraba más a cómo defendía su propia mitad. En ese traspaso de importancias, el Atlético ganó recursos arriba y cedió fiabilidad atrás.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Ayer, Simeone se fue muy satisfecho de San Mamés tras su victoria ante los de Ziganda y a tenor de su once inicial y lo que sucedió en la segunda mitad, los análisis parecen tener una visión algo matizada con respecto al pasado. En el feudo vizcaíno, el Atlético venció más por lo que hizo en campo contrario, motivo por el que podría decirse que ver bien al Atlético tiene más en cuenta su capacidad para generar situaciones de gol y un ritmo ofensivo adecuado, ágil pero equilibrado, que comprobar su seguridad defensiva.

Con Thomas y Saúl en la medular, el Athletic de Bilbao expuso ciertas dificultades colchoneras a la hora de mantener fundamentos básicos de su defensa organizada. El futbolista que se erigió por encima de todos para recibir, descargar y profundizar fue Iker Muniain, el tipo de futbolista que a los jóvenes mediocentros rojiblancos les cuesta tener vigilado y controlado. El menudo jugador navarro, en un estado de forma y rendimiento que parece haber llegado para quedarse, con un grado de iniciativa y conciencia muy alto, incidió en el lado de Thomas y la espalda de Saúl.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El Atlético fue muy girado en cada recepción de Muniain, que se juntó con Balenziaga, Raúl e Iturraspe o San José para distraer, romper a portería y superar con facilidad la primera línea de cuatro del rival. Thomas y Saúl rara vez mantenían altura, saliendo a por la pelota en lugar de proteger su espacio, y si lo hacían, transmitían la sensación de que sólo podían ser útiles dentro del área, como ya ocurrió ante el Valencia. Al Athletic le fue relativamente sencillo ganar línea de fondo y meter hombres en la zona de Oblak.

Lo que ocurrió en la segunda parte, después de una primera que terminó muy abierta, como reclamando un punto de inflexión que no llegaba, es que el Atlético, que ya había encontrado ciertas oportunidades en la zona de Unai Nuñez, con gran potencial sacando la pelota pero aún verde midiendo el riesgo, demostró que tiene una calidad más que notable cuando el primer gesto cerca de la frontal tiene éxito, desde ahí, todos los jugadores saben moverse y asociarse en una acción seguida de otra, no tiene miedo a juntar a muchos, liderados por Griezmann, para crear ocasiones de gol. Es, quizás, la circunstancia que define mejor la virtud, antaño otra muy distinta, a este Atlético: es muy bueno creando ocasiones de gol.

Paulinho y Messi

El FC Barcelona sumó su quinto triunfo consecutivo en Liga ante la SD Eibar de José Luis Mendilibar. El equipo vasco, fiel al libreto de su técnico, ignoró el planteamiento con el que Pepe Bordalás había superado en el juego a los culés el pasado fin de semana y apostó por una presión adelantada que no le llevó a lo mismo, pero con la que desde luego tampoco fue superado hasta que en dos acciones a balón parado se puso abajo 2-0. De hecho, pese a la rotunda goleada (6-1), el Eibar fue el equipo que más veces chutó tal y como lo fue el Getafe en el citado precedente. Pero más allá de datos, la noticia reside en que la sensación de que, con Ernesto Valverde, se estaba volviendo a recrear un contexto donde los centrocampistas retomasen peso se ha ido diluyendo. Quizá, por ello, brilló Paulinho.Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
El partido de Paulinho tuvo tres vertientes a considerar. Empezando por el detalle, cabe reseñar que se situó como pivote en muchas acciones en las que se presumía que el Eibar iba a salir en largo. Se entiende por tanto que Valverde lo concibe como una solución al problema que representa el flojo juego aéreo de Busquets, que le cuesta al Barça bastantes metros defensivos cuando se mide a delanteros o mediapuntas que sí dominan ese arte. En este aspecto, la comparativa con Keita -un jugador, por lo general, muy diferente a Paulinho- sí viene a buena cuenta.
Por supuesto, en cuando la SD Eibar salía en corto o asentaba su ofensiva, Busquets y Paulinho re-invertían sus demarcaciones y el brasileño volvía al interior derecho. Desde allí, lo más destacable consistió en que ni siquiera fue el interior más cercano a Busquets en fase de defensa. En lugar de desempeñar tareas de contención, fue el centrocampista más liberado y acudió a presiones y labores más de choque mientras era Iniesta quien conservaba el espacio. Como medida es interesante, y sobre todo en caso de que coincida alguna vez con Rakitic, puede dar pie a contextos defensivos muy competentes para Valverde. Nuevos, pero potencialmente eficaces.Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Por último, su comportamiento en ataque tuvo mucho que ver con lo que se esperaba desde el principio. Paulinho abandonó la zona propia del interior derecho para que la ocupara Messi bajando, y aprovechó el hueco dejado arriba por Leo para irrumpir en el área vasca, a menudo, como el hombre más adelantado del líder. Y no llegando por llegar, sino con la calidad y talento que le caracterizan en esas lides. Con el añadido de que se le advierte una incipiente química con el “10” de las que dan victorias. Y si el anhelo de Paulinho es superar las trabas y triunfar en el Camp Nou, ya se sabe que nada más óptimo que caer en gracia a la estrella menos fugaz. Messi se pasa la vida haciendo realidad los sueños de su gente.
Paulinho fue, con Semedo, el co-protagonista del show de Messi.
Más que hacer doble pivote con Busquets, Paulinho presionaba.

Paulho Enrique El Ganso

Paulo Henrique Ganso está encontrando su espacio en Sevilla. El brasileño no está mostrando su versión más esperada, sobre todo si lo que esperamos de Ganso es algo similar a lo que se proyectaba hace ya cinco años, pero sí está consiguiendo exhibir una versión mucho más realista de lo que es a día de hoy. Una versión que, en resumen, le muestra como un futbolista con más jugadas que juego.
Precisamente por esto resulta realmente sorprendente acudir a los números: Ganso está dando 56 pases por partido. Esta cifra, muy alta para cualquier tipo de mediapunta, contrasta sin embargo con el impacto que están teniendo estos pases. Porque sí, Ganso la está tocando más que la temporada pasada, pero en realidad no se está notando. Su ascendencia sobre el juego sevillista, que todavía está por edificar, sigue siendo bastante parecida. Es decir: sigue siendo bastante pobre. El equipo parece necesitar más de la intervención de Pablo Sarabia para ganar en ritmo, sentido y vértigo que la de Paulo Henrique, pues los pases del brasileño rara vez contribuyen a acelerar o crear una ventaja… Salvo que ésta sea la definitiva.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Porque lo que sí tiene Ganso, lo que sí ha demostrado con más continuidad que cualquier otra cuestión, es un talento muy especial para la jugada de gol. Ahí, sobre todo a partir de un último pase creativo, afilado e inesperado, el futbolista brasileño es un plus para absolutamente cualquier ataque. Y más todavía si por delante tiene a jugadores con un gran desmarque de ruptura, caso de Ben Yedder o de un Luis Muriel que se está moviendo de maravilla al espacio a pesar de llevar solo un gol -por una cuestión de definición-. Además de esto, Ganso está exhibiendo en este comienzo de Liga una mayor presencia en el área. A partir de los centros laterales, que son muchos y de mucha calidad gracias a Escudero, Navas o Corchia, el brasileño está atacando el punto de penalti desde segunda línea.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Dos de estas jugadas ya han dado varios puntos al Sevilla del Toto Berizzo. No fueron consecuencia del juego, sino más bien del propio jugador, un poquito como suele suceder con el balón parado, pero de momento ésta es la manera que está encontrando el Sevilla de sumar. No será suficiente en febrero, quizás tampoco a partir ya de noviembre, pero mientras tanto sí va a ser muy necesario.
Al final hay que reconocer que Ganso es menos jugador de lo que apuntaba en sus inicios, o al menos es algo menos completo de lo que se preveía, quizás también sus graves lesiones han contribuido a ello. Por sus andares que son lentos e incluso por su lenguaje corporal parece que está a una velocidad por debajo de todo lo que ocurre a su alrededor… pero de repente te filtra un balón al espacio o un taconazo y es gol. 

Técnicamente es probablemente el mejor jugador del Sevilla y ya se puede decir que se ha adaptado al ritmo europeo así que si Berizzo le libera para que aporte ese punto de calidad en los últimos metros, un poco al estilo del mediapunta clásico, creo que puede ser rentable en forma de puntos.

Tottenham vs city

El tema del fracaso de Pep en Munich se da porque para mi el publico le da un estatus a furbolistas como Lewandowski, Muller, Alaba, Boateng, que no va acorde a su realidad. Buenos jugadores pero del grupo de los mejores? Para mi esta claro que no
Creo bastante evidente que Guardiola no ha tenido una plantilla desde que se fue del Barcelona de la calidad del Madrid actual por poner un ejemplo, diria que incluso con Neymar, Luis Suarez en plena foma(y sin jugar con Uruguay) es superior al Bayern, eso teniendo en cuenta las plagas de lesiones que tuvo en los momentos claves, ademas de en ese caso pelear contra la cultura propia de ese equipo. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El City…. En los tiempos actuales por un jugador de nivel medio se paga lo que hace cinco por un superclase, el mercado esta tan inflado que como el Madrid no gane la Champios nos vamos a ir a cifras historicas por lo escandaloso del montante.
La entrada de Otamendi, quien ingresó al campo en lugar de Sané, llevó al City a retomar su módulo de tres centrales y dos carrileros. Esta decisión, con Walker –derecha- y Delph –izquierda- por fuera, ensanchó las paredes del equipo sky blue de modo que, haciendo correr la pelota de forma exterior, logró desarticular cualquier reducto de presión por parte del Tottenham. Sterling, liberado así del carril derecho –y más si cabe tras la entrada de Bernardo Silva, ya con el marcador a favor-, se encargó de materializar la decisión de su entrenador tras una acción embarullada en el área. Un uno a tres en el que Guardiola volvió a acertar de pleno con sus decisiones; donde Sterling, a pesar de cerrar la contienda, volvió a fallar más ocasiones de la cuenta; y que deja al City, a expensas de lo que haga en estos días el United, con demasiada distancia para tan poquito margen.
El Tottenham consiguió reengancharse al encuentro justo antes del descanso, y ese subidón moral secundó ciertos fantasmas en el City de cara al segundo asalto. El Tottenham salió del vestuario con una intención mucho más agresiva por recuperar el balón. Un nuevo escenario que comandó Dembélé como pivote izquierdo. El futbolista belga trató de imperar sobre el césped por físico, bien para recuperar –yendo al choque- como para imponer su sello –a partir de sus conducciones-. Un capítulo que no secundó el pánico entre los tres palos de Ederson, pero que sí obligó a Guardiola a cambiar de estrategia; por última vez en el encuentro, pues resultó decisiva.Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Guardiola aceptó el invite que le propuso el Tottenham de inicio. Pochettino, sobre su ya clásico 4-2-3-1, organizó al equipo en un bloque medio, en el que Alli, Eriksen y Lamela, de izquierda a derecha por detrás de Kane, fueron los únicos con potestad para romperlo a la hora de presionar la salida del City. Los cuatro atacantes y siempre uno entre Dier y Dembélé, en función del carril por el que circulase el esférico, trataron de cercar así los primeros pases de los de Mánchester, adelantando a su vez a Sánchez y Vertonghen por encima de la divisoria. Un compendio que el City, con Gabriel Jesús en punta, castigó de la manera más primaria: de un balón largo de Kompany a la espalda del central colombiano.

Tottenham vs city

A ver, que nadie esta reduciendo esto al misticismo o romanticismo. Si has leido en la web anteriormente la linea de mis comentarios, veras que debo ser de los menos romanticos que hay en el foro. 

Por lo mismo, como puedes ver digo Cristiano y Messi secundados por un plan coherente de juego detras de ellos.. 

“Decir que Pep no ha tenido equipos para ganar la Champions desde que se fue de Barcelona es cuanto menos gracioso” 
El tema es que cuando se habla de tener un equipo para ganar tal torneo no hay que tener solo en cuenta lo que es ese X equipo, hay que tener en cuenta si pese a lo que es ese equipo es mejor que su competencia. Y aqui hablamos no de ganar la Champions, hablamos de ganarsela a Messi en su momento acompañado de Suarez-Neymar-Iniesta- Alves-Piqué y a CR7 ahora acompañado de Ramos-Marcelo-Modric-Kroos e Isco. 
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Pese a que se puede decir que vivimos la epoca “de los entrenadores” creo que aveces sobredimensionamos su importancia y nos olviidamos que esto lo juegan los futbolistas
De nuevo, hay un punto medio. ¿Tu crees que si sacamos a Zidane y ponemos a Juancho de la Peña en el Madrid va a pasar fase de grupos? Creo que se responde sola la pregunta. El entrenador es una pieza con una importancia infinita. 

Lo que tu llamas sobredimensionar, a mi me parece que es subestimar constantemente. Este Madrid ganador de Champions, es el Madrid de Zidane. No el Madrid de CR. No el espíritu de Juanito ni nada de eso. 

Esto lo digo para hacer énfasis en el entrenador, claramente. 

“Messi en su momento acompañado de Suarez-Neymar-Iniesta- Alves-Piqué”. 

Ese mismo Barcelona ha perdido. Y ya varias veces. 
Y así con todo. 

“El tema es que cuando se habla de tener un equipo para ganar tal torneo no hay que tener solo en cuenta lo que es ese X equipo, hay que tener en cuenta si pese a lo que es ese equipo es mejor que su competencia.” 

Vuelvo al tema Pep. Nadie jamas penso que el Madrid le anotaria un 5-0 a doble partido en Champions. Pero por xs circunstancias se dio asi. No porque era lógico. Porque es que no era nada lógico. 
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El Barcelona acaba de perder con la Roma!!
Pero es que nadie le quita merito al entrenador. Pero tampoco vamos a sobredimensionar su importancia, sobre todo en Champions, porque de ahi es que viene lo de tildar a Pep de fracasado por no ganar la Champions en Munich y no haberla ganado hasta ahora en Manchester. 

El trabajo de Pep en ambos casos es excelso, sin matices. Tu dices “este es el Madrid de Zidane, no el de CR” . Ya, pero a la hora de la verdad quien va a a marcar la diferencia?, porque cuando del otro lado hay otro entrenador elite son las piezas sobre el terreno de juego las que romperán la tactica del rival. 

Es que la respuesta a eso la tiene las mismas sensaciones del publico¿ A que otro entrenador se le habria exigido ganar la Champions con el Bayern? O ahora con el City? Peleando contra este Barça y Madrid? La respuesta está clara: Solo a Pep y tal vez a Mourinho. Ese simple hecho ya nos habla de lo bueno que es. 

Se ha tildado de fracasado a Simeone por perder la Champions? Pues no, y ojo, este teniendo a Griezmann, para mi un futbolista superior a Muller y Lewandowski